Inicio » Palabras

Palabras

Sin bordes

Un día decidí quitarme los bordes y ver qué pasaba.  Si los fabricantes del pan de molde lo habían hecho ya hace muchos años y (oh, transgresión) habían triunfado, por qué no iba a suceder lo mismo conmigo. Cuando me deshice de mis bordes, lo primero que experimenté fue un cierto mareo; vértigo, me atrevería a decir. Al desaparecer los contornos, todo era demasiado amplio y no había nada a lo que pudiera agarrarme. No había barandillas, no había dogmas. No había nada. Era como cuando de pequeña daba vueltas sobre mí misma sin ton ni son, por el mero hecho de girar y marearme; cuando paraba, no sabía nunca dónde estaba. Recuerdo que eso me gustaba y me disgustaba a partes iguales. Vivir sin bordes, al principio, fue algo así. Luego vinieron otras muchas cosas sorprendentes. Las palabras, por… Leer más »Sin bordes

Dos sujetos extraños

Cuando uno se acostumbra a una rutina, enseguida se da cuenta de cuando algo cambia. El otro día, no fue solo una cosa, sino dos. Estaba en el metro en la hora punta, pero me pude sentar, es lo bueno del comienzo de línea. Todo estaba en orden. Los hombres y las mujeres que a las ocho y cuarto de la mañana coincidimos para ir al trabajo (lo que no quiere decir, ni mucho menos, que nos saludemos o nos demos por enterados) teníamos nuestros móviles en la mano. No afanábamos, como todos los días, por escribir mensajes, echar un vistazo a las redes y ver vídeos. No faltaba el chico que lo hacía sin auriculares, pero en todo ese tiempo nadie le había dicho nada ni le había llamado la atención, porque en realidad no nos molestaba. Todos adoptábamos… Leer más »Dos sujetos extraños

Detrás de la palabra: Petricor

  La definición de este término es tan hermosa y bella por sí misma que casi sobraría esta entrada. Pero quién se resiste a divagar un poco en torno al olor de la lluvia que cae sobre la tierra seca… Todos conocemos ese olor y no creo haya nadie a quien le pase desapercibido. Podemos hacerle más o menos caso, pero siempre hay, aunque sea un segundo, donde uno cae en la cuenta de ese petricor que nos envuelve con las primeras gotas de lluvia contra el suelo seco, contra la tierra seca. El término fue creado por los investigadores Isabel Joy Bear y Richard Thomas en su artículo Nature of Argillaceous Odor (Naturaleza del olor arcilloso), publicado en la revista Nature en 1964. Procede del griego petros, que significa «piedra», e icor, que es la sangre de los dioses, formada por la ambrosía… Leer más »Detrás de la palabra: Petricor

Rebeldía

—Yo es que soy un rebelde. —¿A tu edad? —Pues sí, qué pasa. —Nada, hombre, nada. No te veo mucha pinta de «rebelde», solo eso… —Has dado en el clavo. Precisamente de eso te quería hablar. De ese «solo»… —¿De qué «solo»? Más que rebelde, estás difuso… —Que difuso ni que difuso. Mira, cuando un hombre como yo ha cumplido con la sociedad y ha trabajado, se ha casado, ha tenido hijos, se ha comprado una casa y un coche, paga sus impuestos y hace regalos por Navidad, únicamente puede hacer una cosa. —Que es… —Que es rebelarse desde las palabras. Y qué mejor manera que rebelarse contra la vieja Real Academia. —Pero ¿de qué me estás hablando? No sé qué te ha dado. —Me ha dado que estoy harto de que nos mangoneen. —Hombre, me parece a mí que… Leer más »Rebeldía